Tal y como se recoge en la publicación del Pais del 07.05.2018 el Alto Tribunal Portugués obliga a identificar a los donantes de  óvulos y de esperma. Con la nueva resolución Portugal obliga a identificar a los donantes.

En el 2.009 el Tribunal Constitucional portugués aceptó el anonimato de los donantes pero ahora con la nueva ley exige su identificación. https://alfinpadres.com/cambios-en-la-ley-de-gestacion-subrogada-en-portugal/

Tiene los días contados el anonimato de los donantes de óvulos así como los de esperma en Portugal. Para muchos ha sido un jarro de agua fría pero no para otros sectores tanto de la izquierda como religiosos que stán celebrando que Portugal obliga a identificar a los donantes.

La ley de gestación por sustitución entró en vigor hace un año en Portugal, después de que el Partido Comunista y CDS, al igual que la mayoría del PSD votaran  en contra, mientras que Boco y PS votaron a favor. Después del veto presidencial y una nueva votación entró en vigor la Ley de gestación por sustitución. Mas tarde el CDS recurrió al Constitucional.

 

alt: Portugal obliga a identificar a los donantes

www.alfinpadres.com

 

En el año 2.006 en Portugal  se aprobó la primera ley de reproducción asistida y la donación de esperma, embriones y óvulos. En el 2.009 en su sentencia se decía todo lo contrario en relación a la identificación de los donantes.

Los nuevos 13 jueces del tribunal justifican su decisión basándose en que:  “Por toda Europa se reconoce el derecho a acceder a los datos sobre el origen de cada individuo, por lo que se incluye la identidad de los donantes, (ya sean de óvulos o de esperma), siendo necesario dar una protección constitucional al derecho a la identidad e historicidad personal”.

Dicha sentencia tienen un carácter retroactivo, por lo que tienen que ir identificando a todos los donantes de los doce últimos años.

Este cambio va a provocar una disminución inmediata de los donantes. Un retraso en los procesos, e inseguridad jurídica al ir contra el principio de irretroactividad de las normas.

Según la publicación mencionada, para recibir un tratamiento en la sanidad pública tienen una lista de espera de unos tres años.

Por cada 300 solicitantes hay unos 37 donantes.

El fallo del TC no paraliza los dos tratamientos ya autorizados, pero no aclara sobre cómo proceder con los bancos tanto de esperma como de óvulos, de los hospitales privados y públicos.

Por el momento se aconseja a los centros de fertilidad, que suspendan los tratamientos con donantes anónimos, a la espera de una aclaración solicitada por CNPMA al tribunal.

Share This